• Amniocentesis Diagnóstica: es un estudio que se hace durante la quinceava (15) semana del embarazo y que permite recoger información sobre el desarrollo del bebé, tomando una muestra del líquido amniótico. Este es el líquido que rodea al bebé en el útero. La razón más común para realizar una amniocentesis es determinar si el bebé tiene una condición genética o una anormalidad cromosómica, como el síndrome de Down. Usualmente dura entra 20 y 30 minutos. Antes de realizarla, se hace un ultrasonido para medir al bebé y observar su anatomía básica, luego, con la guía constante de las imágenes del ultrasonido, se inserta una aguja larga, delgada y hueca a través del vientre, hasta llegar dentro del saco de líquido donde se encuentra el bebé. Se absorbe con la aguja una cantidad pequeña del líquido amniótico alrededor de una onza o dos cucharadas y luego retira la aguja; esto demora más o menos de 30 segundos.