Son una técnica donde se utiliza la ecografía o la tomografía para observar el paso de una aguja fina o catéter a través de un plano de corte. El avance se controla en tiempo real, pudiendo dirigir la aguja o el catéter. Los transductores ideales para realizar intervenciones guiadas por ecografía en tejidos superficiales son los lineales de alta resolución, aunque en lesiones profundas es necesario utilizar sondas de 3,5 MHz.