Es un estudio de gabinete, que consiste tomar radiografías en varias posiciones para obtener imágenes del esófago, con el fin de determinar alteraciones de la anatomía normal, para lo que el paciente ingiere un medio de contraste opaco generalmente sulfato de bario diluido en agua, en caso de sospecha de ruptura del tracto se utiliza contraste iodado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *